Un Corpus que convirtió a Aguilas en manantial de Amor

Celebramos la fiesta del Corpus Christi, una celebración que nos recuerda que nuestra vida, vida en plenitud procede de Cristo. A las 19:00h nos dimos cita las tres comunidades cristianas de Águilas, en la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, donde se celebró la Eucaristia, con la asistencia de un buen número de fieles, antes de dar inicio a la procesión del Corpus por las calles de Águilas.

Presidió la Eucaristía el párroco del Carmen, D. Antonio Salvador, que en nombre de todos dio gracias a Dios por el Divino Banquete, Regalo de su Amor, Mesa de la Iglesia, Sacramento de Salvación. Y nos habló también de la importancia de que a esta mesa se sienten los pobres. que no haya ningún excluido, porque el día del Cuerpo y de la Sangre de Cristo es el día de Cáritas. Nos dejó una pregunta en el aire: “¿Como comer el Sacramento del amor y no amar a los pobres? Y animó a Cáritas de Águilas a continuar adelante con su misión haciéndose pan para que todos puedan mirar el futuro con esperanza.

Al acabar la Eucaristia, salió la procesión… donde participaron unos 150 niños de los que han realizado su Primera Comunión este año 2018, con alcorpus-aguilas-2018egría, algarabía, con el bullicio infantil propio de su edad, adornando las calles con pétalos de flores antes del paso del Santisímo Sacramento, acompañados por sus padres y catequistas.

Varios altares se colocaron a lo largo del trayecto de la procesión. En las paradas se meditaron textos eucarísticos y reflexiones de documentos de los Papas. Altares realizados por la Hermandad del Rocío, la Hospitalidad de Lourdes, el Paso Azul, el Paso del Resucitado, el Ayuntamiento de Águilas; en este último se pidió a Cristo Eucaristía que velara por el pueblo de Águilas e inspirase a las autoridades iniciativas en favor de los más vulnerables de la localidad, en este altar del Ecxmo. Ayuntamiento, la Sra. Alcaldesa Mª Carmen Moreno, acompañó al sacerdote en la oración, al llegar a la puerta de la Iglesia de San José se procedió a la bendición, mientras los niños de primera comunión despedían al Santísimo Sacramento cantándole: “Nadie hay tran grande como tú, Señor”.
Una tarde llena de emociones, donde desamos que los niños que este año han realizado su Primera Comunión, sean los mejores altares para Jesús, Pan de Vida.